Los jardines mentales

Hoy se cumplen 100 años de la muerte de Rubén Darío. Pensando en él escribí hace varios meses este poema.

Se reflejan en simetría
la parda estatua mutilada,
la fuente llena de hojas,
los setos desparejos
y una comadreja afilándose los dientes
con mi cadáver
(no escaparás
ni en los jardines
mentales)

2 respuestas a “Los jardines mentales”

  1. […] y de la más profunda desazón existencial al fervor religioso. Su poesía final parece decirnos “No escaparás ni en los jardines mentales” y, a simple vista, refuta la obra anterior. Sin embargo, como todo verdadero creador, Darío […]

    Me gusta

  2. […] un artículo, “El fauno y la rosa“, para el centenario de su muerte, publiqué un poema dedicado a él en el blog, hablé sobre él en el programa de radio Efecto […]

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s