7 comentarios en “Los culos de El Bosco”

  1. No son los culos de El Bosco que me hacen pensar , es esta lectura tuya de Amanda Berenguer. Pienso cuán lejos de nosotros mismos nos lleva el sumergirnos en otra – otras – lenguas . Claro, no sé de dónde hubiese sacado más horas a la vida para leer, como vos, esta descripción de los culos de El Bosco (que no tengo capacidad para apreciar), y otros de Amanda a quien quise mucho pero que tampoco tuve la paciencia de profundizar.
    Gracias Francisco Alvez Francese

    Me gusta

  2. […] diálogo: con Durero y sus grabados, pero, en las mezclas de lo animal y lo humano, también con el Bosco. De este modo, las obras de Romero ofrecen un contrapunto interesante entre pericia técnica, un […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s