El cuerpo borrado

Reseña de Las deudas del cuerpo y La niña perdida (Buenos Aires: Lumen, 2016), las últimas novelas del ciclo Dos amigas de Elena Ferrante (que completan La amiga estupenda y Un mal nombre), que salió en la diaria el 7 de octubre de 2016. La reseña ya estaba escrita cuando, tras una investigación absurda, se descubrió la verdadera identidad de la autora. Sin cambiar ni una coma de ese texto (a pesar de que, por ejemplo, es improbable que la madre de Anita Raja, una sobreviviente del holocausto de origen polaco, usara naturalmente la palabra “frantumaglia”), agregué un breve párrafo informativo, con la certeza de que el descubrimiento, que alimentará a los chismosos, no tiene ningún interés literario.


Tal vez la mejor forma de entender la tetralogía napolitana de Elena Ferrante (seudónimo tras el que se esconde la más reconocida novelista italiana de la actualidad) sea a través de un concepto que proviene de su dialecto. Como ha contado la escritora en un libro de ensayos y entrevistas aún sin traducción a nuestro idioma, cuando su madre sentía emociones contradictorias decía tener dentro una frantumaglia, que ella define como “el efecto del sentimiento de pérdida, cuando se tiene la certeza de que todo lo que parece firme, duradero, como un atracadero para nuestra vida, irá a unirse rápidamente a ese paisaje de escombros que nos parece divisar”. Ese enredo de memorias, de historias, de ideas y sentimientos es el que sirve de brújula y de materia prima para esta obra que le ha dado a su autora una merecida fama internacional y que la consolida como una escritora exquisita e inteligente, auténtica renovadora de la literatura realista, que con estos libros prueba su absoluta vigencia artística.

Seguir leyendo “El cuerpo borrado”

El cuerpo escrito

Reseña de Un mal nombre de Elena Ferrante (Montevideo: Lumen, 2016), publicada en la diaria el 4 de agosto de 2016.


No es casualidad que el misterio literario más famoso de Italia haya elegido para la narradora de sus novelas el mismo nombre de pila que usa para firmar sus obras. Elena Ferrante es el seudónimo de la incógnita tras la tetralogía Dos amigas; Elena Greco es el personaje cuya voz cuenta aventuras y desventuras junto a Lila Cerullo en esa serie de libros, iniciada en 2011 con La amiga estupenda y que tiene en Un mal nombre una brillante continuación, que se puede leer con bastante independencia de su predecesora.

Seguir leyendo “El cuerpo escrito”

Las palabras y la vida

Reseña de La amiga estupenda de Elena Ferrante (Montevideo: Lumen, 2016), publicada en la diaria el 17 de mayo de 2016.


“Creo que los libros, una vez que han sido escritos, no necesitan a sus autores”. Así justificaba Elena Ferrante en una carta a su editora, Sandra Ozzola, el encubrimiento de su identidad. Uno de los mayores fenómenos literarios italianos de los últimos tiempos se esconde tras un seudónimo: nadie conoce de ella más que algunos datos vagos (que nació en Nápoles, que tal vez sea madre, que se dedica a traducir y a enseñar, que ha vivido fuera de su país), que sólo resaltan, por un lado, todo lo que no sabemos -cómo es físicamente, cómo es su voz, dónde vive y escribe, cuántos años tiene- y, por otro, lo centrada que está hoy la industria editorial en la figura del autor, y en la información sobre él que, de un modo bastante claro, a veces empaña la lectura, la contamina y se acerca al chimento.

Seguir leyendo “Las palabras y la vida”